sábado, 27 de marzo de 2010

jueves, 22 de octubre de 2009

LA HISTORIA Y VERDAD SOBRE LA INVENCION DE ADD/ADHD

LA HISTORIA Y VERDAD SOBRE LA INVENCIÓN DE ADD / ADHD
El descubrimiento de que las anfetaminas pueden alterar el comportamiento del niño se hizo por casualidad en 1937. Un médico en un centro de tratamiento residencial en Rhode Island, para niños diagnosticados con desórdenes de comportamiento y neurológicos observó el efecto calmante de los estimulantes de las anfetaminas, cuando se la suminmistró a un grupo de 30 niños. Esto con el fin de tratar los dolores de cabeza, resultado de punciones lumbares. La anfetamina no ayudó a mitigar los dolores de cabeza de los niños pero sí a hacer a los niños menos activos y más dóciles. Él vio esto como espectacular. Desde este descubrimiento, los psiquiatras y las compañías farmacéuticas se han dedicado a "INVENTAR" enfermedades para justificar prescribir. La enfermedad fabricada de mayor popularidad hoy es ADD / ADHD y la anfetamina favorecida es Ritalin.
En 1970, más de 200.000 alumnos ya estaban bajo la “medicación” de estimulantes. Sin una sola prueba que confirme una anomalía física o química para que sea una enfermedad, la “epidemia” ha crecido a más de 500.000 en 1985 y aproximadamente 6 millones en la actualidad.
Expertos intentan validar la enfermedad como algo real, proclamando que las imágenes cerebrales han mostrado que los niños con TDAH tienen lóbulos frontales más pequeños (como 10% menor al de un niño sano). Lo que los "expertos" olvidan mencionar es que en casi todos los estudios sobre el “ADHD”, los niños han estado expuestos al uso crónico de drogas estimulantes, principalmente Ritalin. Por lo tanto, los resultados de estos escáners cerebrales son engañosas. Lo que muestran es el daño perpetrado por esta droga neurotóxicas. ¡Los expertos fueron capaces de demostrar más allá de toda duda que el uso crónico de anfetaminas (drogas estimulantes) provoca la atrofia cerebral (encogimiento)! Un cerebro sano una vez antes de los estimulantes, se ha encogido y atrofiado en más o menos un 10%, en contraste con aquellos que no toman los medicamentos.
Una vez diagnosticados con ADD / ADHD, los niños ya no son considerados ni tratados como normales. Una vez que las drogas comienzan el envenenamiento de sus cuerpos, ya no son físicamente normales. Siempre que alguien, ante la vida de un niño, es llevado a creer que ese niño sufre de "daño cerebral" o está "enfermo", cuando en realidad no lo está, ese niño es estigmatizado y dañado, no sólo emocionalmente y socialmente, pero legalmente también.
Mi pregunta es la siguiente: si no hay un solo resultado de laboratorio, pruebas físicas, de rayos X, biopsia cerebral, análisis de sangre, todo lo que puede mostrar una anomalía, ¿cómo se puede etiquetar a este niño como "enfermo mental " y drogarlo con drogas idénticas a la cocaína, cuando es un niño completamente normal, pues no se ha demostrado evidencia orgánica objetiva que establezca lo contrario? Si usted tiene dudas acerca de cualquier cosa que usted está leyendo, exponer el fraude es simple. Exíjale a su médico o al pediatra de su hijo que le muestre los resultados de pruebas de laboratorio que establecen que usted o su hijo es un enfermo mental. Usted no verá un resultado porque no existe ninguna prueba. ¡Es un FRAUDE! Esté preparado para obtener las explicaciones de su médico acerca de por qué no hay ninguna prueba para validar la "enfermedad". Piense en el fondo de su mente mientras escucha una lista de excusas, la cantidad de dinero que la práctica particular podría recibir de las compañías farmacéuticas para comercializar y vender sus productos. Piense en las prácticas privadas (psiquiatras) que se desplomarían sin la financiación de las compañías farmacéuticas. Hágase estas pregunta: ¿está ayudando a financiar la industria de la droga?, ¿vale la pena el riesgo al que el niño va a ser expuesto, ¿el sufrimiento producidos por estos medicamentos, que posiblemente lo puedan conducir a la muerte? ¡No se rinda, ni se doblegue ni se dejé convencer con sus mentiras y excusas! ¡Defienda a su hijo y dígale que NO a drogar a su hijo bajo la farsa de un “tratamiento”! ¡Dígale NO a al fraude del ADHD! Nunca pero NUNCA, por bien de su hijo, visite a un psiquiatra. Recuerde, el ADD / ADHD no es real ni probado, es simplemente una invención de la América Corporativa y de los psiquiatras para hacer millones a costa de la ruina de su hijo!

CHAADA Children and Adults Against Drugging America

NUESTRA niños son inocentes y puros. Nuestros niños están indefensos contra la industria farmacéutica y sus PRÁCTICAS CORRUPTAS, junto a la profesión la psiquiatría. Nuestros niños están indefensos ante la ESCUELA y ante los distritos que esperan que siempre actúen y se comporten como adultos. Nuestros niños son NUESTRO FUTURO. Por favor, hable por ellos COMO SUS VOCES. Son demasiado pequeños como para ser oídos y defenderse solo. La industria lo sabe y se aprovecha de us inocencia. POR FAVOR, AYUDE a salvarlos de la rapiña y la droga con fines de lucro.
• No existe una pieza única de evidencia científica para probar la existencia del ADHD
• El ADHD no es un trastorno neurológico. ¡No existe!
• Si no lo cree, hágase la siguiente pregunta: ¿Existen realmente 6 millones de niños en los Estados Unidos nacidos con una enfermedad mental que causa problemas de comportamiento?
• Es imposible que un niño sea siempre "perfecto" y que actúe como un adulto y refleje un buen comportamiento de adulto pequeño en el aula! Eso es lo que algunos maestros de las escuelas esperan de su hijo!
• Si su niño se retuerce en su asiento ... ¡ADHD!
• Si su niño habla fuera de turno .... ¡ADHD!
• Si el niño comete errores por descuido .... ¡ADHD!
• Si su hijo no ha prestado suficiente atención a los detalles .... ¡ADHD!
• Si su niño se distrae fácilmente .... ¡ADHD!
• ¿Suena esto como una enfermedad mental para usted? Básicamente a esto es que se reduce: cuando un niño se comporta como un niño son enfermos mentales y tienen ¡ADHD! A los niños no se les permite ser niños en el mundo de hoy. Dios no quiera, si lo que hacen es actuar como un niños en la escuela, los van a considerar mentalmente enfermos y van a necesitar ser drogados. ¡Repugnante!
• NO permita el “bullying” del sistema escolar con su CREENCIA de que su hijo tiene una enfermedad mental!
• ¿Sabía usted que los distritos escolares son premiados cada año con "beneficios financieros" de la industria farmacéutica por cada niño que toma droga para el ADHD?
• Los fármacos utilizados para tratar el ADHD no son estimulantes inofensivos. Son los narcóticos clasificados por la Drug Enforcment Administration (DEA) como sustancias Tipo II. ¡Bajo esa clasificación comparten la misma categoría de drogas como la cocaína y la heroína! ¡Muchos, muchos niños han muerto a causa de estos "medicamentos"! ¡Muchas de las muertes se barren bajo la alfombra para proteger los beneficios de las farmacéuticas!
• ¿Le daría a su hijo cocaína? Eso es ridículo, ¿no? Darle a su niño un "medicamento" para “ADHD” es la misma cosa. En realidad, Ritalin ha demostrado ser más potente y dañino para el cerebro de un niño que la cocaína. ¡Los estupefacientes para el “ADHD” son extremadamente peligrosos y adictivos!
• Aún con dudas? Exponer el fraude ADHD es sencillo. Exígale al médico de su hijo que le muestre una prueba para demostrar que su hijo es un enfermo mental. ¡Nunca tendrá una prueba ya que no existe siquiera una sola prueba de laboratorio! Existe una prueba para la diabetes. Existe una prueba para el cáncer. Existen pruebas para enfermedades reales. ¿No le parece sensato contar con una prueba de una enfermedad antes de decidir dar a su hijo drogas peligrosas para la mente, adictivas, que alteran y sabotean la evolución del cerebro, que pueden causar daños severos al corazón y muerte, insominio (que se trata con otra droga hipnótica que induce al suicidio), estancan el crecimiento del cuerpo al alterar el sistema endocrino, que pueden causar cáncer; que de acuerdo a advertencias de la FDA pueden inducir a su hijo al suicidio y hasta al homicidio y que de acuerdo al único estudio que existe a largo plazo sobre los estimulantes, realizado por la Dra. Nadine Lambert, aumentan el doble las posibilidades de que su hijo se vuelva adicto a drogas ilegales?
• Si permite que se le imponga la etiqueta falsa de enfermo mental, está consintiendo el abuso emocional de su hijo.
• Si permite que se le imponga la etiqueta de enfermo mental y cede a la presión de las drogas, está dejando que maltraten físicamente a su hijo.
• ¡Ellos están convirtiendo en adicto a las drogas a sus hijos! ¡Una vez más, los estimulantes no son inofensivo! Si esto es lo que le ha sido informado el médico de su hijo, ¡le han mentido! Han infringido su derecho al consentimiento informado y eso es ¡NEGLIGENCIA! Si los “medicamentos" para el “ADHD” fueran estimulantes realmente inofensivos, los niños no se morirían por su uso.
• Su tarea como padres es proteger a su hijo a toda costa. Por el bien de la vida de su hijo, por favor sepa que el ADHD no existe y por favor, no ceda a la presión. Su hijo no merece ser engañado y creer que hay algo mal con él cuando no la hay. La etiqueta psiquiátrica es altamente perjudicial para su autoestima. Su hijo no merece sufrir los efectos adversos severos y con frecuencia mortales de estas drogas.
• Por favor, siga leyendo para encontrar condiciones médicas subyacentes que podrían afectar el comportamiento del niño, tales como las alergias. Estas condiciones médicas suelen ser ignoradas cuando su hijo es expuesto al fraude psiquiátrico de ADHD.
MAS DE 6 MILLONES DE NIÑOS en E.U. son diagnosticados en la actualidad con ADD / ADHD y ESTÁN SIENDO drogados con SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES TIPO II. ESTAS son altamente adictivas, alteran la mente y son drogas peligrosas. Comparten la misma categoría de DROGAS como la cocaína. Son demasiados los niños, cuyas vidas se han perdido y demasiados niños siguen sufriendo graves ANOMALÍAS FÍSICAS INCLUYENDO LOS EFECTOS ADVERSOS DE ESTAS DROGAS, como psicosis inducida y afecciones cardíacas. ¡Esto tiene que PARAR! ESTOS niños, víctimas, están llorando por DENTRO por AYUDA. Cuando se quejan de lo terrible y enfermo que estas DROGAS le hacen sentir, le incrementan su receta hasta que se tornan EVENTUALMENTE COMATOSOS y su voz es silenciada. ES TIEMPO DE UNIRSE y levantar la VOZ!

lunes, 3 de agosto de 2009

video

martes, 2 de junio de 2009

SOBRE ADHD

ING. JOSÉ OLALDE
FUNDADOR DE LA MEDICINA SISTÉMICA
Etiquetar a millones de niños sanos como hiperactivos es un acto criminal. El ‘Déficit de Atención e Hiperactividad’ es la estafa del siglo. Es importante reeducar a nuestros maestros y psicólogos infantiles, ya que lamentablemente han sido el blanco de una de las más viciosas campañas de ‘marketing’ criminal jamás realizadas: la de la enfermedad inventada, el ‘Déficit de Atención eHiperactividad -ADHD’, la estafa del siglo. El terrible consumo de drogas entre las poblaciones infantiles del mundo occidental, lamentablemente, se origina en gran medida
en el colegio, experimentando con la cocaína pediátrica prescrita al compañerito ‘hiperactivo’, o recibiendo la etiqueta de hiperactivo, a través de la evaluación del educador o psicólogo.

No es que no existan enfermedades excepcionales de índole neurológica, con origen
genético, que en algún momento puedan manifestarse como lo que se ha descrito para
ADHD; sin embargo, intentar calificar la excepción como la regla es un acto criminal,
violatorio de los más fundamentales derechos infantiles y juveniles.
Lamentablemente el 99,99% de los niños etiquetados y difamados con esta terrible
‘enfermedad’ mental carecen de la más mínima sintomatología neurológica, pero aún así
son condenados a la hoguera de las drogas infantiles, por la vía de un subjetivo cuestionario psiquiátrico. Este arbitrario mecanismo de la inquisición moderna, macabro, que condena al infierno a los niños del mundo, será detallado en mis próximos escritos sobre este tema.

Se debe enfrentar con firmeza el lobbying de la industria en pro de los psicotrópicos, como las soluciones para los problemas infantiles, pues las situaciones de carácter espiritual sólo pueden ser resueltas mediante ayuda, guía y apoyo espiritual o mental, más no mediante el uso de drogas químicas, inductoras de conductas aberradas y violentas en nuestras poblaciones infantiles.
La razón por la que estas drogas han encontrado resonancia entre los psicólogos
y educadores del mundo, es porque prometen resolver la falta de atención, rebelión, protesta e inquietud de esos jóvenes considerados
como difíciles de controlar, por los educadores o por los padres. ¿Qué cosa podría
ser ‘mejor’ para un padre o educador desesperado e irresponsable, que tener la licencia médica para ‘controlar’ a un niño que nadie sabe manejar, con una pildorita mágica?, ¿Qué podría ‘superar’ un somnífero hipnótico, en un neonato que no ha permitido que sus padres cierren las pestañas en los últimos dos meses?

La razón por la cual el metilfenidato -y sus decenas de empaques comerciales- ha tenido éxito es porque promete una solución a un problema que nadie sabe manejar y que se intenta resolver alterando las vías bioquímicas del cerebro; sin embargo, el manejo de drogas en niños a quienes subjetivamente se les atribuye el ADHD es absolutamente criminal.

Estas ‘soluciones’, en gran medida han logrado asidero, debido a la falta de conocimiento de algunos padres y educadores, pero también debido al facilismo e irresponsabilidad de otros. Esos quienes prefieren las soluciones cómodas, a enfrentar la verdad con responsabilidad y resolución, manejando el ambiente espiritual y mental en donde se desenvuelven sus hijos, vale decir, el colegio
y el campo de batalla que algunos llaman hogar.

miércoles, 4 de marzo de 2009

El lucrativo mito de los niños hiperactivos

por Juan Carlos Ruiz Franco, Madrid

El síndrome de hiperactividad está de moda. ¿Quién no tiene en su familia un niño o conoce a alguno diagnosticado como hiperactivo que toma metilfenidato por prescripción médica? A primera vista, el hecho de detectar una enfermedad y de tratarla puede resultar positivo, pero la realidad es más compleja de lo que parece.

El síndrome de hiperactividad o TDAH (Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad) no es una enfermedad. Son enfermedades las dolencias con una base biológica real, con un problema físico objetivamente comprobable, como, por ejemplo, un proceso infeccioso o degenerativo. En cambio, no existe patología orgánica subyacente al TDAH, por lo que su diagnóstico se basa sólo en la observación del comportamiento del niño, de ciertas pautas de conducta consideradas anormales o inapropiadas, como falta de atención, facilidad para distraerse, impulsividad, labilidad emocional, desobediencia y problemas de adaptación social. Por eso se cataloga como síndrome, un conjunto de síntomas que parecen tener cierta identidad, porque aparecen a la vez, pero que pueden tener orígenes distintos.
¿Es culpable la genética?
Como era de esperar, quienes defienden su carácter de enfermedad intentan demostrar el trasfondo fisiológico –sin éxito– y repiten machaconamente que la prevalencia en la población infantil es de un 8%, y que, si bien su origen se desconoce aún, no se debe a problemas ambientales, familiares o sociales, sino que es altamente genético y surge por un mal funcionamiento de neurotransmisores –dopamina y noradrenalina– en la parte frontal del cerebro, la encargada de la función ejecutiva.
Todas estas afirmaciones entran en el terreno de lo hipotético, e incluso el DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, la Biblia de los psiquiatras) reconoce que no se han establecido pruebas de laboratorio o evaluaciones neurológicas que resulten diagnósticas. Debido a la ausencia de valoración objetiva, ésta se establece a partir de la conducta del niño, con toda la subjetividad que esto conlleva. Es posible que ciertas características genéticas contribuyan al síndrome en algunos casos, pero eso no significa que sean su causa, sino que se suma cierta predisposición genética (temperamento nervioso, por ejemplo) a un entorno y aprendizaje poco apropiados.
Al no ser el TDAH una enfermedad, ¿cómo justificar la prescripción de fármacos? Si la causa es en su mayor parte de carácter ambiental, la solución también deberá moverse en este ámbito. El metilfedinato, el medicamento que suele recetarse, es un estimulante emparentado con las anfetaminas, que aumenta los niveles de dopamina y noradrenalina y genera notables efectos en todo el organismo. Si los beneficios para los niños diagnosticados con TDAH consisten en que facilita concentrar la atención en las tareas que están realizando, no estamos ante nada nuevo: este tipo de drogas siempre se ha tomado con este fin, como saben mejor que nadie los estudiantes.
A pesar de todo lo dicho, muchos médicos siguen reiterando que el TDAH es una enfermedad infradiagnosticada y los medios contin�an difundiendo tal afirmación. Esta violación de los principios de la buena ciencia –y probablemente de la ética– puede tener su razón de ser en el lucrativo negocio que supone la industria farmacéutica, que ha experimentado un espectacular aumento en las ventas de metilfenidato en los últimos años. Podríamos estar ante otro caso del fenómeno conocido como tráfico de enfermedades (‘disease mongering’), tratado por el médico Antonio Palomar en el número 15 de DIAGONAL (“Cómo nos convierten en pacientes”) y por Miguel Jara –autor del libro Traficantes de Salud– en el número 29 (“Enfermedades inventadas que abren mercados”). El alemán Jörg Bloch ha aportado al tema que nos ocupa la obra Los inventores de enfermedades, en la que cuenta que nunca antes se había mantenido el mito del niño hiperactivo con tanta pasión como en la actualidad, y que las empresas farmacéuticas y algunos neurólogos han trabajado durante décadas para presentarnos a los pequeños inquietos y con dificultades de concentración como personas enfermas que necesitan tratamiento farmacológico. No obstante, la red no se limita a médicos y fabricantes de medicamentos, sino que en algunos países los pedagogos son un sector muy codiciado por este lobby sanitario. De hecho, en EE UU las escuelas reciben una subvención de 400 dólares por cada ‘paciente’ detectado, se supone que para compensar los gastos ocasionados por los escolares especialmente molestos.

miércoles, 25 de febrero de 2009

HealthRevolutionPetition

POR FAVOR, revisen este vídeo y haz tu voz contar, con la exigencia de una VERADERA REFORMA DE SALUD que corrija un modelo médico que se lucra a base de mantener gente enferma y medicada en lugar de promover salud y prevención sensible y real. Ayuda a romper el monopolio de la industria farmacéutica. A esta le conviene mantenernos como clientes de por "vida", consumiendo sus "medicamentos", en lugar de permitir que haya libertad de acudir a alternativas médicas naturales. Alternativas que funcionan pero que como consecuencia de este monopolio y de la traición cometida por la FDA y la Federal Trade Comission, a los ciudadanos que se supone protejan, no son cubiertas por los planes médicos. POR FAVOR, firma la petición y protege a los tuyos y a futuras generaciones.

http://www.healthrevolutionpetition.org/index.html?ID=1560