sábado, 23 de agosto de 2008

El Mito del Desequilibrio Químico







video




Hemos escuchado con frecuencia que el ADHD es producto de un desequilibrio químico, que se traduce en un desorden neurológico. Suena científico ¿no? Suena a que hay que asustarse, sentir la angustia de descubrir que tu hijo o hija vino con desperfectos de fábrica serios. Desperfectos nada más y nada menos que en el cerebro. Bueno, no estás sola o solo. Hay sobre 10 millones de familias pasando por esta pesadilla. Entonces, como plantea Mary Pride en su libro Complete Guide to Getting Started in Homeschooling ( Guía Completa para Comenzar Homeschooling):

¿ Holocausto Genético o Teoría Defectuosa?

Este capítulo 8 del documental Psiquiatría: Una Industria de la Muerte, expone el Mito del Desequilibrio Químico, el surgimiento de las drogas que alteran adversamente el cerebro y lo conveniente para el que se lucra de este slogan, mediante la propaganda, de hacer creer al mundo que el concepto posee una legitimidad que siquiera hay que cuestionar. Para obtener el documental: http://www.cchr.org/.


Entrelíneas, los psiquiatras, la industria farmacéutica, el estado, el sistema escolar y hasta las iglesias nos están diciendo que DIOS tiene un problema de CONTROL DE CALIDAD.

En el caso de los Colegios Católicos y Cristianos, parecen haber aceptado inadvertidamente y sin cuestionar, imposiciones autoritarias de un discurso psiquiátrico cargado de extrapolaciones retóricas usurpadas de ciencias serias y usando analogías asímétricas hábil e insidiosamente diseñadas, como comparar el ADHD ( criterio subjetivo y prejuiciado) con la Diabetes (enfermedad objetivamente demostrable); o a un niňo hiperactivo con un auto deportivo rojo que no tiene frenos, como si un niňo se pudiera comparar con un canto de lata. ¿Cómo es que el Cristianismo, teniendo Fundamentos de FE que definen claramente nuestra naturaleza espiritual, ha cedido a este modelo psiquiátrico ateo, que entre los propósitos esbozados en su agenda está el DESTRUIR LA MORAL RELIGIOSA? La visión cristiana de salvación y su extraordinaria contribución social, sobre todo en el campo de la educación, contrasta con el desastre moral y la destrucción de la Educación que representa la invasión de un Modelo de Salud Mental en las Escuelas. Entiendo que este aparente sincretismo (fusión entre dos visiones filosóficas o religiosas) es agua y aceite. No mezclan y teniendo las riquezas doctrinales de la teología cristiana, no hay porque tomar más ideas prestadas de doctrinas materialistas fracasadas. Es dañina para nuestros niños y para el presente y futuro de un País que aún posee un alto sentido de Moral sana, (no la de los moralistas santurrones, que exageran hasta el ridículo y que , sabe Dios qué esconden.) Las derrotas en el terreno de las leyes en Puerto Rico para combatir medidas que atentan contra nuestros valores, es muestra de la dirección que toma el país y el mundo, si los hombre y mujeres de buena voluntad, no hacemos nada al respecto.

En el caso de los psiquiatras está implícito el paradigma materialista de que Dios no existe y que los niños son un bola de fango, un animal social que hay que entrenar para que salive cuando escuche la campana (en referencia a un estúpido experimento de Pavlov, que compara al hombre con un perro). Ah, y para rematar, como los niños por lo general dan candela, pues suelen tener sus propias agendas que pueden confligir con las del adulto, cuando el psiquiatra les revela a los padres el fraudulento diagnóstico les suele decir que no se sientan culpables. Que el problema radica en el cerebro del niño. Y de esta manera exoneran de responsabilidad a los padres.

Si estos ceden a esta aparentemente inofensiva y “solidaria” observación, si ceden ante el cabildeo agresivo de algunas trabajadoras sociales, maestros y directores escolares sobre medicar a su hijo o hija, habrán cedido el poder que ostentaban sobre las decisiones de cuidado y crianza de su hijo o hija y se la habrán transferido a elementos externos y peligrosos, a “expertos” que no pasan quizás más de quince minutos con su hijo o hija.

NO DEJES A TUS HIJOS INDEFENSOS POR NO SABER LA VERDAD DETRÁS DEL FRAUDE DEL ADHD Y LAS DEMAS ENFERMEDADES MENTALES. DEFIENDE CON CELO TU RESPONSABILIDAD SOBRE TUS HIJOS Y NO DEJES QUE TE ENGAÑEN ACUSANDOTE DE NEGLIGENCIA MEDICA, CUANDO LA NEGLIGENCIA MEDICA VIENE DEL QUE DIAGNOSTICA SIN QUE MEDIE UNA PRUEBA OBJETIVA Y SUPRIMIENDO INFORMACION VITAL QUE PERMITA QUE LOS PADRES TOMEN UNA DECISION BIEN INFORMADA, COMO LO EXIGE LA LEY.



LA LEY NO TE OBLIGA A RECIBIR TRATAMIENTOS PARA, POR EJEMPLO, EL CANCER. ¿POR QUE VAS A DEJAR QUE LE IMPONGAN UNA ETIQUETA FALSA Y PREJUICIADA SOBRE LA FRENTE DIGNA DE TU HIJO, PARA LUEGO INTOXICARLO CON DROGAS QUE EN VERDAD SON UN VENENO, CAPAZ DE INDUCIR A LA PSICOSIS, A UNA MUERTE SUBITA O AL ASESINATO/SUICIDIO.

NO DEJARIAS QUE TUS HIJOS SE BAÑARAN EN UN LAGO INFESTADO DE COCODRILOS A SABIENDAS. NO LLEVARIAS A TU HIJO A CONSULTAR SOBRE UN ASUNTO DE SALUD A UN PUNTO DE DROGAS. NO LE DARIAS COCAINA A TU HIJO DE CINCO AÑOS. NO LE DES ESTIMULANTES, CUYO PERFIL FARMACOLOGICO ES FUNCIONALMENTE IDENTICO A LA COCAINA. NO LLEVES A TUS HIJOS A LA CUEVA DEL LOBO, O SEA, A LA OFICINA DE UN PSIQUIATRA.



SI SOSPECHAS QUE TU HIJO O HIJA PADECE DE UNA CONDICION REAL, COMO ASMA, DIABETES, LA VISTA, ETC., LLEVALO A UN MEDICO BONA FIDE, QUE NO CREA EN ETIQUETAR A NIÑOS CON ENFERMEDADES FICTICIAS.


ORIENTATE SOBRE COMO MEJORAR LA DIETA DEL NIÑO.

Eduquemos para la Vida Tutorías (787) 621-6166

OBTEN AYUDA EN FORMA DE TUTORIAS PARA TUS HIJOS O MEJOR AUN, ENTRENATE COMO TUTOR. APRENDE CON EDUQUEMOS PARA LA VIDA, LOS FUNDAMENTOS DE APRENDER COMO APRENDER, COMO IDENTIFICAR Y MANEJAR CON SOLUCIONES REALES, LAS BARRERAS AL ESTUDIO DE TUS HIJO.

CON LAS AUTORIDADES ESCOLARES LO RECOMENDABLE ES MANTENER UNA BUENA COMUNICACION. ESTO PUEDE AYUDAR MUCHO A TUS HIJOS. MUCHOS MAESTROS, ORIENTADORAS, TRABAJADORAS SOCIALES Y DIRECTORES, TIENEN LA BUENA INTENCION DE AYUDAR. AHORA, SI DE LA ESCUELA RECIBES ALGUNA AMENAZA, POR EJEMPLO QUE TIENES QUE LLEVAR A TU HIJO O HIJA A QUE LE HAGAN UN ESTUDIO PSICOLOGICO O UNA EVALUACION PSIQUIATRICA O SI NO, NO PUEDE ENTRAR A SUS CLASES, EXIGE QUE TE LO DEN POR ESCRITO Y CONSULTA CON UN ABOGADO. SI ES MUY GRAVE LA HOSTILIDAD DE LA ESCUELA HACIA TU HIJO Y HACIA TI, CONSULTA UN BUEN ABOGADO Y DE SER NECESARIO Y VIABLE PARA TODOS, CÁMBIALO DE ESCUELA U ORIENTATE SOBRE LA ALTERNATIVA DE HOMESCHOOLING.

LA VIDA DE TU HIJO(A) ES DEMASIADO IMPORTANTE COMO ARRIESGAR SU SALUD FISICA, (DANDOLE DROGAS TOXICAS QUE NO NECESITA) Y SU SALUD EMOCIONAL ( HACIENDOLO PENSAR, SIN EVIDENCIA CIENTIFICA, QUE ES UN ENFERMO MENTAL, CONVIRTIENDOLO EN UN PACIENTE DE SALUD MENTAL Y EN UN ESUDIANTE DE EDUCACION ESPECIAL. QUIZAS LO QUE VERDADERAMENTE TIENE DE ESPECIAL, SU ESCUELA NO LO HA PODIDO VER Y MUCHO MENOS FOMENTAR Y ESTIMULAR.

EN ESTOS TIEMPOS DE CONVULSION MORAL Y DE ATAQUES A LOS FUNDAMENTOS DE LA ESPIRITUALIDAD DEL SER, LA MEJOR LINEA DE DEFENSA DE TUS HIJOS ERES ¡TU!




viernes, 22 de agosto de 2008

DOCUMENTAL SOBRE ADHD Y MAS




El Dr. Thomas Szasz es un Psiquiatra que ha criticado la práctica de la psiquiatría y ha establecido que las enfermedades mentales son un mito médico, no basado en pruebas orgánicas sino en valoración subjetiva de comportamientos socialmente reprensibles. Ha demostrado que a través de su historia, la psiquiatría, lejos de ser una práctica médica bona fide, que persigue curar enfermedades reales, ha sido un instrumento de coerción violento y de sometimiento y control social.
Estos individuos hace mucho enfilaron sus caňones contra los niňos. De eso se trata este corto documental.
Su más reciente libro Coercion as Cure ( La Coerción como Cura), es el mejor libro de historia de la psiquiatría. Se los recomiendo.

Los Niños en la Mira de la Psiquiatría

video


Este es el capítulo 12 de un impactante documental que se llama Psiquiatría: Una Industria de la Muerte. Si quieres conocer la verdad detrás de la Psiquiatría tienes que ver este documental en su totalidad. Lo consigues en la página www.cchr.org.

Psiquiatras Pagados por las Farmacéuticas y el ADHD




A pesar de las advertencias contra los efectos secundarios fatales de las drogas contra el infame mito de ADHD, hechas por la FDA, que incluyen ataques de cardíacos en niňos, muerte súbita, psicosis tóxica, inducida por la misma droga, la Asociación Psiquiátrica de Niňos y Adolescentes está introduciendo nuevas guías para seguir diagnosticando y medicando sus lucrativos venenos. No existiendo una validación científica objetiva que valide la existencia del ADHD cabe destacar que es el Marketing de una supuesta enfermedad y el tomar rasgos normales de la infancia pero que causan molestias en los adultos, para drogar a millones de niňos normales con drogas letales, que generan una fortuna obscena para quienes diagnostican sin exámenes serios y objetivos estas falsas enfermedades.

Un buen ejemplo de esto es el Dr. Steven Pliszka. Este es autor de las nuevas “guías de diagnósticos”. Ha recibido dinero para “investigación” de parte de Elly Lilly y AstraZeneca. O sea que a base de una enfermedad inexistente a este le pagan para que cree drogas, no solo innecesarias sino drogas que le pueden costar la vida al hijo sano de cualquier incauto. Ha sido consultor de McNeal Pediatrics y Shire.

Otro ejemplo: Oscar Bukstein, que trabajo con estas nuevas guías es un médico ha recibido dinero y respaldo y ha sido consultor de Cephalon Inc., Forest Pharmaceuticals Inc., McNeil Pediatrics, Shire Pharmaceutical Group plc, Elly Lilly & co., y Novartis Pharmaceuticals Corporation, fabricantes de la cocaína pediátrica Ritalin.

Es como tener un pedófilo a cargo de un Day Care. De hecho no exagero, pues el ex Presidente del AACAP (Asociación Psiquiátrica de Niňos y Adolescentes), Dr. Ayres, confonta actualmente cargos por molestar sexualmente a varios niňos (12) que fueron sus pacientes. Este infame leviatán (MONSTRUO) de la psiquiatría llegó a dirigir la sección de niňos víctimas de abuso sexual. Muchos casos lamentablemente han prescritos. Otros no se han atrevido a denunciarlo quizás porque es la palabra de quien fuera un "mocoso", contra el prestigio y las credencias de "respetable" médico, respetado por el estado y la sociedad.
Quizás no sabían de este caso porque los medios no lo cubren extensamente si no se trata de un SACERDOTE O UN LIDER RELIGIOSO. Quizás porque con líderes religiosos criminales avanzan su agenda de desprecio que algunos pueden sentir hacia las religiones y destruyen un poco la poca resistencia moral que nos queda contra las perversiones de la cultura "liberal". Para un reportaje sobre el issue:
Si no entiendes inglés, el rostro y la voz del reprtero va a ser suficiente, creo.


Así que no hagamos más ricos a los que a millones de familias a través del mundo hacen miserables con sus perversiones pseudo médicas, sus etiquetas estigmatizantes y el abuso contra los niňos. Pongámsle freno a estos cobardes.


miércoles, 13 de agosto de 2008

Tres psiquiatras de Harvard investigados por cobros millonarios de la industria farmacéutica



A que la prensa en Puerto Rico no ha reportado esta noticia. Es una cuyas implicaciones y repercusiones le merecen primera plan. Juzgue usted.

Al Dr. Thomas Spencer, de la Universidad de Harvard, se le ‘olvidó’ mencionar que entre 2000 y 2007 cobró un millón de dólares procedente de compañías farmacéuticas en concepto de asesor y consultor. Sus colegas Joseph Biederman y Timothy Wilens, psiquiatras como él, pasaron por alto otros 1,6 millones de dólares cuando hicieron balance de sus posibles conflictos de intereses. Una investigación del Senado de EEUU que acaba de hacer pública el diario ‘The New York Times’ ha desatado el escándalo.Los tres especialistas de Harvard (la prestigiosa universidad estadounidense), que ejercen además en el Hospital General de Massachusetts, incumplieron reiteradamente las normas internas de su universidad y la normativa federal diseñada para informar de los conflictos de interés entre investigadores y empresas privadas. Los Institutos Nacionales de Salud de EEUU obligan a que se declare cualquier pago superior a 10.000 dólares al año por asesorar a fabricantes de fármacos.

Ahora, una investigación del senador republicano Charles Grassley acaba de desvelar las incongruencias entre las cantidades que ellos declaraban recibir y las que se embolsaron realmente. Y a pesar de las cifras conocidas este fin de semana, Grassley no descarta que las diferencias puedan ser aún mayores, debido a las disparidades que ha hallado en la información obtenida de los ficheros de algunos laboratorios.
Antipsicóticos para niños

Uno de los implicados en este conflicto, el doctor Biederman, es un viejo conocido de la psiquiatría mundial debido a su firme defensa del tratamiento farmacológico para los niños con trastorno bipolar. Esta postura le ha llevado incluso a defender el uso de fármacos psiquiátricos para estos pequeños aunque no estuviesen aún aprobados para este uso por las autoridades sanitarias.

La prensa de EEUU considera que su empeño en abordar este trastorno pediátrico (caracterizado por los cambios bruscos de humor de los niños) está detrás de que el número de diagnósticos se haya multiplicado por 40 entre 1994 y 2003; con el consiguiente aumento del uso de fármacos para hacer frente a esas ‘crisis’ infantiles. Se calcula que en 2007 unos 500.000 menores recibieron al menos un antipsicótico; de ellos, 20.500 tenían menos de seis años.

La investigación ha llevado al senador Grassley a solicitar un nuevo sistema nacional para hacer públicas las relaciones monetarias entre científicos y empresas. Un sistema, añade, que no esté basado únicamente en el honor y en la confianza, sino que permita de alguna manera verificar las cifras. “Si alguien me dijese ahora que ha recibido 80.000 dólares de una compañía farmacéutica no tendría ni siquiera manera de comprobarlo”, admite el decano de la Universidad de Yale, Robert Alpern.

Un portavoz de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, John Burklow, ya ha asegurado que si se confirma esta violación de la legislación, “se tomarán las medidas adecuadas”. Los científicos implicados en este fraude también recibieron importantes cantidades para sus estudios procedentes de organismos públicos, un dinero que ahora podría serles retirado o suspendido.

“Mi único interés ha sido el avance de los tratamientos médicos a través del estudio serio y riguroso”, se ha defendido Biederman en un correo electrónico enviado al New York Times. Por el contrario, muchos colegas temen que sus trabajos (publicados entre 2001 y 2006) han servido para expandir innecesariamente la definición y los síntomas del trastorno bipolar a muchos niños que, simplemente, no están enfermos.

Dr. Peter Breggin ante el Congreso de E.U.







Traduzco y reproduzco parte de las declaraciones de este psiquiatra, egresado de Harvard y critico prominente del fraude psiquiatrico. Sus libros arrojan mucha luz sobre los terribles danos de las drogas psiquiatricas y sobre la ruina que represnta para los ninos convertir su infancia y las molestias que esta pudiera generar en los adultos, en una patologia.
DECLARACIÓN DEL DR. PETER BREGGIN ANTE EL CONGRESO DEL LOS E.U.
VI. LO QUE EN REALIDAD ESTÁ PASANDO
A los niños se les diagnostica con ADHD cuando entran en conflicto con las expectativas y demandas de padres y maestros. El diagnóstico del ADHD es simplemente una lista de los comportamientos que comúnmente causan conflictos y perturbación en el salón de clases, sobretodo en aquellos donde se exige un alto grado de obediencia y conformidad.
Al diagnosticar a un niño con ADHD, la culpa del conflicto recae sobre el niño. En lugar de examinar el contexto de la vida de ese niño, por qué es desobediente en el salón de clases y la casa, el problema se le atribuye a una falla en el cerebro del niño. Tanto el salón de clases como la familia quedan libres de crítica o de la necesidad de mejorar y en cambio, al niño se le convierte en la fuente del problema.
La medicación del niño entonces se convierte en una respuesta coercitiva ante un conflicto donde el miembro más débil del conflicto, el niño, es drogado para que responda a un estado más complaciente y sumiso. La inducción, por medio de la droga, de un desorden obsesivo-compulsivo en un niño, cuadra con el requerimiento de obediencia en relación a unas tareas escolares que de otro modo son agobiantes y aburridas.
VII. CONLUSIONS Y OBSERVACIONES

Muchos observadores han concluido que nuestras escuelas y nuestras familias están fracasando en hallar las necesidades de nuestros niños en variedad de áreas. Enfocándonos en la escuela, muchos maestros se sienten abrumados por las condiciones del salón de clases y preparados pobremente para manejar los problemas emocionales de los niños. Los salones mismos con frecuencia son muy grandes, con pocos asistentes y voluntarios para prestar ayuda, y los materiales educativos con frecuencia están obsoletos o aburridos en comparación con las tecnologías modernas que apelan a los niños.

Al diagnosticar y drogar a nuestros niños, transferimos la culpa de los problemas de nuestras instituciones sociales y de los nuestros como adultos, al relativamente indefenso niño que está a nuestro cuido. Les hacemos daño a nuestros niños al fallar en identificar y satisfacer las verdaderas necesidades educativas de maestros mejor preparados, salones más amistosos tanto para el maestro como para el niño, currículos más inspirados y salones tecnológicamente superiores.

Mientras diagnosticamos y drogamos a nuestros niños, evitamos encarar asuntos críticos en torno a reformas educativas. De hecho, drogamos a niños que están dando signos de la necesidad de reformas y sometemos a todos los niños a la obediencia ante nuestro sistema burocrático.

Finalmente, cuando diagnosticamos y drogamos a nuestros niños, nos despojamos de poder como adultos. Mientras podemos sentir alivio momentáneo del sentido de culpa, imaginando que el problema radicaba en el cerebro defectuoso de nuestros niños, al fin y al cabo amenazamos nuestra habilidad de efectuar las intervenciones de adulto que nuestros niños necesitan. Nos convertimos literalmente en espectadores de la vida de nuestros niños.

Es tiempo de reclamar a nuestros niños ante esta visión médica falsa y supresiva. Aplaudo a esos padres que tienen la valentía de rechazar darles estimulantes a nuestros niños y en su lugar buscan identificar satisfacer las necesidades genuinas educativas, domésticas y comunitarias.

No More ADHD, el Libro

Este libro es estupendo. Maneja una serie de aspectos que muy bien pueden afectar el comportamiento de un niño. Las alergias , dietas, etc. Hubo un caso de una niña que de la noche a la mañana cambió de ser una persona amorosa y dulce a ser hostil y agresiva. Los padres, no creyendo en la farsa de las enfemedades mentales como la razón del comportamiente díscolo ( desobediente) en niños, la llevaron a un endocrinólogo ( médico especializado en las glándulas y sus secreciones). Este descubrió que la niña padecía de Diabetes Infantil. Con un ajuste de la dieta la niña volvió a ser la persona amorosa y dulce que le caracterizaba. Así que no tomes decisiones apresuradas que pueden dañar a ese ser que tanto amas. Infórmate bien y protege e tus críos. Y retoma el poder y la responsabilidad conferida por Dios hacia tus críos. Tú eres la experta o el experto en la crianza de tus hijos. Nadie. Nadie los conoce mejor.

Les dejo una cita de la Doctora Block. El libro solo se consigue en inglés, por el momento.



“ADHD no es como tener diabetes y los estimulantes usados contra ADHD no es igual a la insulina. La Diabetes es una condición médica real que se puede diagnosticar objetivamente. ADHD es una etiqueta inventada sin ninguna objetividad, ni manera válida de identificar. La insullina es una hormona natural producida por el cuerpo y esencial para la vida. Los estimulante son drogas similares a la anfetamina, derivados químicamente, innecesarias para la vida. La Diabetes es producida por deficiencia de insulina. Los problemas de atención y de comportamiento no son producidos por una deficiencia de estimulantes.”





Dra. Mary Ann Block


Autora de No More ADHD

Opinión del Congresista Dan Burton


“Imagínese ser padre de un joven niño y recibir una nota de la escuela que le instruye llevar a su niño a un pediatra para evaluación. La nota de la escuela incluye una lista de cotejo (Checklist) para que se la hagas llegar al médico. Los oficiales de la escuela han diagnosticado que tu hijo posiblemente tiene ADHD.

Llegan a ese diagnóstico porque tu hijo comete errores por descuido en sus asignaciones, no sigue instrucciones, falla en completar asignaciones, tiene dificultades organizando tareas, pierde cosas y es olvidadizo durante sus actividades diurnas.

Cuando llevas a tu hijo al doctor, en lugar de practicársele una prueba de sangre y realizarle una evaluación médica exhaustiva, sostienes una conversación sobre la lista de cotejo que proveyó la escuela y te vas a los pocos minutos con una prescripción psicotrópica para tu hijo.
Le hizo el Doctor una prueba para determinar si sufre de un Desorden de la Tiroide? Se le realizó alguna prueba para determinar si padecece de toxcicidad por la presencia de metales pesados? Le habló el Doctor sobre las alergias de su hijo? Tan siquiera le asesoró en cuanto a la nutrición o posible susceptibilidad ante algunos alimentos? Le preguntó su Doctor si se le han realizado pruebas de I.Q. a su hijo y si era unhijo dotado? Posiblemente no.”


Honorable Congresista

Dan Burton

Ritalin versus Cocaína


¿Cómo pueden haber millones de niños consumiendo una droga que es faramcológicamente tan parecida a la cocaína, la cual no solo se considera peligrosa y adictiva, sino cuya venta y uso es considerado un acto criminal.

Richard DeGrandpre,

Ph.D. Autor de Ritalin Nation

Escuela y Drogas

Se han preguntado por qué los casos de ADHD por lo general se "descubren" en las escuelas. Y por qué durante las vacaciones los estudiantes no tienen que consumir medicamentos. Como si la enfermedad decidiera tomar vacaciones, convenientemente, cuando le tocan las vacaciones al estudiante. Si tuvieras artritis, por ejemplo, esta no te daría un "break" para que te vayas de vacaciones sin ella. Irónicamente, las escuelas, con rótulos que leen Escuela Libre de Drogas, están drogando con cocaína pediátrica ( Ritalin, Metadate, Concerta, etc.), a millones de niños.
Al punto, que si fueras un niño en esta época y estuvieras haciendo las maldades que hacías de estudiante, quizás buscando balancear un poco el desbalance de poder entre un maestro déspota o un sistema educativo autoritario y tú, te estarían dopando igual que se hace con tantos niños normales, cuyo único pecado quizás haya sido ser víctimas de maltrato en el hogar y no conocer otra cosa qe el insulto y el enojo, porque es como los han criado o víctimas de un sistema educativo que ve en los estudiantes una mera fuerza laboral a la que hay que clonar hacia la docilidad, para que sean ciudadanos que no piensen por sí mismos y compren los periódicos locales y la basura que les brinda el marketing, sin cuestionar.

Les comparto este punto de vista de parte de John Silber, Decano de Boston University

“Cuando la escuela usa criterios acientíficos para lograr diagnosticar y drogar a niños, le hacen trampas al niño que se ve privado de usar sus recursos innatos para cambiar,
adaptarse y entenderse con su ambiente.

En lugar de reconocer las dificultades que conlleva el proceso de maduración y ayudar al estudiante a navegar un curso saludable, educadores le colocan una etiqueta patológica a este proceso normal.

En lugar de contribuir al desarrollo de la confianza del niño en su capacidad de convertirse en un adulto exitoso, suprimen su confíanza al insistir que una anormalidad neurológica existe, cada vez que el estudiante causa perturbación en el maestro y enseñándole que depende de una droga para operar como una persona normal.

A más y más niños se les están imponiendo personalidades químicamente derivadas y se les aísla de tensiones y percepciones que forman parte de su maduración. Es una total perversión de la misión de la educación, fundada sobre la perversión de la ciencia”.





John Silber


Decano de Boston University

Médicos Expertos


MÉDICOS EXPERTOS APOYAN EL DOCUMENTAL QUE EXPONE LA INDUSTRIA DE LAS DROGAS PSIQUIÁTRICAS VALUADA EN $27, 000 MILLONES DE DÓLARES
.
Los intereses psiquiátricos/farmacéuticos son acusados de anunciar en forma engañosa los riesgos de suicidio y violencia de los antidepresivos mientras que la FDA se reúne para revisar la evidencia que se está acumulando.

Los Angeles: 12 Diciembre: El Dr. Fred Baughman Jr., neurólogo de California, criticó severamente a las compañías farmacéuticas, a la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) y a grupos psiquiátricos “ de apoyo” por negarles a los consumidores el derecho a recibir información sobre los peligros de las drogas psiquiátricas, que incluyen el riesgo de suicidio. En la ciudad de Los Angeles tuvo lugar el estreno mundial del documental: “La Psiquiatría: Una Industria de Muerte”- una denuncia condenatoria de cómo el tráfico de drogas psicotrópicas es legitimado en el nombre de la “ciencia”. En dicho evento el Dr. Baughman declaró que los psiquiatras “nos etiquetan, nos drogan y nos hacen víctimas por millones, desde la cuna hasta la tumba, sin ninguna legitimidad médica en absoluto”. “Aunque parezca mentira”, agregó, “ el diagnóstico psiquiátrico es un fraude total, al 100%.” El lanzamiento del documental fue oportuno ya que el Comité Consejero sobre Drogas Psicofarmacológicas de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) prepara una audiencia que se llevara acabo mañana sobre la relación de los antidepresivos y el suicidio de los adultos que los consumen. La APA y varios grupos psiquiátricos que reciben más de 7.5 millones de dólares de los fabricantes de antidepresivos y otras drogas psiquiátricas, le han solicitado a la FDA “tener cuidado” acerca de la información que proporcione a los consumidores acerca de los antidepresivos. Pero los expertos dicen que negar información acerca de los serios riesgos causados por éstas drogas viola los derechos de la persona de estar debidamente informada y se requiere que haya advertencias de que los antidepresivos no son recetados para una enfermedad médica. El Dr. Baughman, autor de The ADHD Fraud (El Fraude del TDAH) y el psiquiatra de Texas, Dr. Colin Ross, autor de Pseudoscience in Biological Psychiatry (Pseudociencia en la Psiquiatría Biológica), se dirigieron a los asistentes al estreno del documental “La Psiquiatría: Una Industria de Muerte”, declarando que la teoría de que un “desequilibrio químico” en el cerebro requiere de antidepresivos para “equilibrar” la depresión, es completamente falsa. Esta teoría no está “basada en pruebas de sangre, tomografía cerebral o en evidencias físicas. Está basada en descripciones de comportamiento. Y eso es todo lo que es el sistema psiquiátrico,” dijo el Dr. Ross. Tales anuncios engañosos han logrado $13 mil millones de dólares al año por ventas de antidepresivos, y $27 mil millones de dólares al año por ventas de todas las drogas psiquiátricas. Jan Eastgate, presidenta internacional de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (CCHR), organización que produjo el documental, dijo: “La FDA no sólo debe asegurarse de que exista un recuadro negro de advertencia en el empaque de los antidepresivos que consumen los adultos acerca del riesgo de suicidio y pensamientos y comportamiento violentos, sino que también debe prohibir o procesar legalmente a las asociaciones que recibiendo fondos de las compañías farmacéuticas, anuncien que las drogas psiquiátricas corrigen los niveles de serotonina o los desequilibrios químicos en el cerebro. En el año 2003, el gobierno irlandés prohibió a GlaxoSmithKline el decir que el Paxil podía normalizar los niveles de serotonina. La misma prohibición se necesita para cualquier anuncio similar en los Estados Unidos, y para cualquier asociación que reciba fondos de compañías farmacéuticas y que indirectamente promueva los antidepresivos y otras drogas psiquiátricas.”Antes de que el antidepresivo Prozac fuese aprobado por la FDA en los Estados Unidos en 1987, las autoridades alemanas ya habían determinado que el índice de suicidio provocado por su consumo era 5.6 veces más alto que con los viejos antidepresivos y además podía venir acompañado de arranques violentos de ira. En el año de 1991, en una Audiencia hecha en la FDA sobre el Prozac— audiencia lograda por la presión pública que la CCHR acumuló—ignoró tal evidencia y le dio al Prozac una limpia autorización para su venta, acto que según algunos expertos debió haber contribuido a las más de 360 muertes y actos de violencia cometidos por individuos que consumen antidepresivos. En el año 2005, varios estudios publicados en el British Medical Journal (Periódico Médico Británico) y BMC Medicine (Medicina BMC), determinaron que los antidepresivos podían inducir al suicidio entre 2 y 7 veces que los placebos. El documental de CCHR, descrito por el Dr. Baughman como “indagador, resuelto y cautivante” y que denuncia “hechos escalofriantes que todas las personas interesadas en los derechos humanos querrían conocer,” documenta por medio de películas psiquiátricas y de entrevistas hechas a más de 160 expertos y víctimas, cómo, desde los 1960s, los planes para aumentar el desarrollo de las drogas psicotrópicas han sido dirigidos hacia “el control de aspectos selectivos de la vida del hombre,” y no hacia la terapia.CCHR es un vigilante internacional de la psiquiatría que ha estado a la vanguardia de los derechos de los pacientes desde que fue co-fundada en el año de 1969 por la Iglesia de Scientology y por el Dr. Thomas Szasz, Profesor Emérito de Psiquiatría en la Universidad Estatal de Nueva York, Universidad Médica del Norte en Syracuse, para investigar y denunciar las violaciones psiquiátricas a los derechos humanos. Para más información puede contactar al departamento de información de CCHR al 323-467-4242 o visitar la página web de CCHR, www.cchr.org, para ver la Introducción a “La Psiquiatría: Una Industria de Muerte.”

Violencia por psicosis inducida por drogas psiquiátricas

SOBE EL SUICIDIO Y LA VIOLENCIA

Una enfermedad es la misma no importa quien la sufra. Por ejemplo un diabético puede ser hombre o mujer, oriental, puertorriqueño, sueco, en fin, de cualquier nacionalidad. Y puede ser un individuo amargado o feliz, no importa, porque la enfermedad es la misma, en este caso, diabetes, no importa cómo se comporte el individuo. Comienzo haciendo esta distinción porque el suicidio está considerado una enfermedad mental. Pero una enfermedad no permite la subjetividad y sí el rigor científico, al menos, ese debe ser el paradigma de la medicina: el método científico. Pero el suicidio no admite ese rigor porque si tomas a un individuo que se quita la vida en Puerto Rico y lo colocas en el contexto de una guerra y este se tira encima de una granada y salva así a su pelotón de una muerte segura, lo más probable es que sea condecorado como un héroe. Durante la Segunda Guerra Mundial los japoneses que estrellaban sus aviones contra barcos enemigos eran considerados héroes y mártires. Por lo tanto, el suicidio es un asunto de valoración cultural. Es una tragedia siempre la pérdida de un ser querido. Pero la Salud Mental lejos de ser una solución, propicia el suicidio mediante el uso de drogas tóxicas que según la FDA causan pensamientos suicidas y homicidas. La salud mental hunde sus víctimas en apatía con sus drogas, sus Electrochoques , (que de terapia tienen la equivalencia de golpear al paciente con un bate en la cabeza). Y lo que un individuo que está en mal estado espiritual, mental o existencial necesita son remedios que lo levanten de donde se encuentra, no que lo hundan más, como sucede con la práctica de la Salud Mental. Son los mismos que le enterraban un punzón por el ojo a una víctima para descuartizarle el cerebro al paciente desafortunado y dejarlo zombi. Hoy lo hacen con pastillas y son responsables de suicidios y homicidios cometidos por niños, jóvenes y adultos que han sufrido el insulto de una etiqueta fraudulenta de enfermedad mental para luego drogarlos, muchos de ellos hasta la muerte temprana.

Hay que evitar recurrir al psiquiatra para atender un problema que puede ser agravado por las drogas psiquiátricas. Mucha gente que recurre al psiquiatra es despachada en más o menos quince minutos, sin que medie examen médico alguno y con una prescripción psicotrópica que más medicamento es un arma cargada. En Puerto Rico la prensa no ha investigado el vínculo entre las drogas psiquiátricas y los suicidios, sobre todo en niños. Y hay casos de niños que se han suicidado en Puerto Rico, que por una enfermedad mental ficticia, estaban tomando venenos como Risperdal, droga anti psicótica que no está aprobada por la FDA para niños y que causa pensamientos suicidas. Hay sobre veinte millones de niños en el mundo diagnosticados con ADHD. Esto se pudiera considerar como una conspiración genética, pero prácticamente estaríamos hablando en términos de ciencia ficción. Lo cierto es que el ADHD lo fabricó un comité de psiquiatras, más de la mitad con vínculos económicos con la industria farmacéutica. Y votaron a favor de darle vida a esta farsa psiquiátrica. El niño que no se comporte como el maestro quisiera, sufre el prejuicio de una etiqueta funesta, que releva a la sociedad de responsabilidad y de revisar sus fallas y carga de toda responsabilidad, de forma insidiosa, al cerebro del niño. Lo cierto es que este constituye uno de los peores maltratos de menores, y es propiciado por la ignorancia del estado, sus instituciones y la sociedad, engañados por la fe en los psiquiatras.

Los casos de asesinato en escuelas y univrersidades, recientes, están relacionadas con perpetradores bajo medicación psiquiátrica o en retirada. Eso está documentado pero en Puerto Rico no he visto que ningún reporterose haya molestado en estudiar este ángulo tan pertinente. Por causa del fraude psiquiátrico estamos pagando bien caro, con valiosas vidas destruidas y con dinero, pues los planes médicos se encarecen más de lo debido al cubrir todo un repertorio de enfermedades ficticias, como son las enfermedades mentales, para las cuales los psiquiatras no han presentado una sola prueba que valide la etiología orgánica, biológica de una sola .

martes, 12 de agosto de 2008

No al Maltrato de Niños




SALVEMOS A NUESTROS HIJOS

El ADHD fue creado a base de votos a favor y en contra de un comité de psiquiatras de la Asociación Psiquiátrica American. No fue descubierta, como sucede con enfermedades reales, como el Cáncer y la Diabetes. Se estima que más del 50% de estos tenían lazos financiero con la Industria Farmacéutica.

Declarado por la FDA: los estimulantes causan pensamientos suicidas y homicidas. Darle estimulantes a un niño es como darle cocaína. Verifiquen información através de la DEA.

Según el Psiquiatras Tomas Szasz no hay una sola prueba científica que valide como biológica una sola enfermedad mental. No son diagnósticos, son estigmas y no son medicamentos, son tóxicos que generan un obsceno capital y tragedias a niños y adolescentes normales (convertidos en pacientes) y familiares. Le echamos la culpa al cerebro supuestamente defectuoso de la víctima, y los adultos y el sistema educativo se limpia las manos de responsabilidad. No están sobre medicando, están envenenando masivamente a infantes y adolescentes normales.

El comportamiento, bueno o malo es un asunto de valoración social subjetiva , no médica y se determina por un juego de poder. No hay base científica. Solo retórica psiquiátrica tomada del discurso médico. Los medios reciben mucho dinero de los fabricantes de estos venenos. Los neurólogos y pediatras en su mayoría siguen la charada, en detrimento de su propia ética y peor aún arriesgando la integridad física y moral de niños indefensos. Según la Psiquiatra Grace Jackson no hay ni MRI, ni EEG ni prueba alguna que evidencié la existencia del ADHD.

Las noticias de suicidios de niños en Puerto Rico quedan huérfanas de investigación profunda y seria. Y los victimarios quedan impunes y metidos sin ser vistos en los salones de clase, pescando víctimas. Defendamos a los hijos de esta tierra de los nefastos efectos de estos tóxicos. Sino toda denuncia contra el maltrato de menores se quedará muy corta. Y la fotuna amasada por los creadores de esta epidemia inducida de hoy nos legará los zombies narcóticos, suicidas y homicidas de mañana. Salvemos a nuestros hijos.

Comenzamos una jornada

Comenzamos una jornada que conlleva un compromiso de llevar a los padres de hijos con problemas catalogados como desórdenes mentales, la información que no ha estado al alcance de ellos. Sin esta información muchos padres han tomado decisiones desinformadas y no pocos han puesto en peligro la salud total de sus hijos. Así que si eres de las madres y padres que se encuentran confundidos y quizás aterrados porque te están recomendando (quizás con insistencia o hasta amenazas) a que mediques a tu hijo, o si ya estás medicando a tu hijo, hija o hijos (hijas) y tienes serias dudas sobre los beneficios de tales medicamentos, aquí vas a encontrar respuestas basadas en estudios científicos y referencias anecdotales (vivencias de otros padres). Estaremos reportando noticias actualizadas sobre este tema, que en Puerto Rico no suelen ser cubiertas por los medios noticiosos. También vas a encontrar verdaderas soluciones para manejar los problemas que confrontan los adultos en el proceso de crianza y educación de nuestros niños.

Noticia Reciente: Tres psiquiatras de Harvard investigados

Tres psiquiatras de Harvard investigados por cobros millonarios de la industria farmacéutica

Al Dr. Thomas Spencer, de la Universidad de Harvard, se le 'olvidó' mencionar que entre 2000 y 2007 cobró un millón de dólares procedente de compañías farmacéuticas en concepto de asesor y consultor. Sus colegas Joseph Biederman y Timothy Wilens, psiquiatras como él, pasaron por alto otros 1,6 millones de dólares cuando hicieron balance de sus posibles conflictos de intereses. Una investigación del Senado de EEUU que acaba de hacer pública el diario 'The New York Times' ha desatado el escándalo.



Los tres especialistas de Harvard (la prestigiosa universidad estadounidense), que ejercen además en el Hospital General de Massachusetts, incumplieron reiteradamente las normas internas de su universidad y la normativa federal diseñada para informar de los conflictos de interés entre investigadores y empresas privadas. Los Institutos Nacionales de Salud de EEUU obligan a que se declare cualquier pago superior a 10.000 dólares al año por asesorar a fabricantes de fármacos.
Ahora, una investigación del senador republicano Charles Grassley acaba de desvelar las incongruencias entre las cantidades que ellos declaraban recibir y las que se embolsaron realmente. Y a pesar de las cifras conocidas este fin de semana, Grassley no descarta que las diferencias puedan ser aún mayores, debido a las disparidades que ha hallado en la información obtenida de los ficheros de algunos laboratorios.

Antipsicóticos para niños

Uno de los implicados en este conflicto, el doctor Biederman, es un viejo conocido de la psiquiatría mundial debido a su firme defensa del tratamiento farmacológico para los niños con trastorno bipolar. Esta postura le ha llevado incluso a defender el uso de fármacos psiquiátricos para estos pequeños aunque no estuviesen aún aprobados para este uso por las autoridades sanitarias.

La prensa de EEUU considera que su empeño en abordar este trastorno pediátrico (caracterizado por los cambios bruscos de humor de los niños) está detrás de que el número de diagnósticos se haya multiplicado por 40 entre 1994 y 2003; con el consiguiente aumento del uso de fármacos para hacer frente a esas 'crisis' infantiles. Se calcula que en 2007 unos 500.000 menores recibieron al menos un antipsicótico; de ellos, 20.500 tenían menos de seis años.

La investigación ha llevado al senador Grassley a solicitar un nuevo sistema nacional para hacer públicas las relaciones monetarias entre científicos y empresas. Un sistema, añade, que no esté basado únicamente en el honor y en la confianza, sino que permita de alguna manera verificar las cifras. "Si alguien me dijese ahora que ha recibido 80.000 dólares de una compañía farmacéutica no tendría ni siquiera manera de comprobarlo", admite el decano de la Universidad de Yale, Robert Alpern.

Un portavoz de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, John Burklow, ya ha asegurado que si se confirma esta violación de la legislación, "se tomarán las medidas adecuadas". Los científicos implicados en este fraude también recibieron importantes cantidades para sus estudios procedentes de organismos públicos, un dinero que ahora podría serles retirado o suspendido.

"Mi único interés ha sido el avance de los tratamientos médicos a través del estudio serio y riguroso", se ha defendido Biederman en un correo electrónico enviado al New York Times. Por el contrario, muchos colegas temen que sus trabajos (publicados entre 2001 y 2006) han servido para expandir innecesariamente la definición y los síntomas del trastorno bipolar a muchos niños que, simplemente, no están enfermos.

Medicamentos para el ADHD

Medicamentos para el Déficit de Atención no sirven para nada

Los medicamentos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en los niños, no son efectivos a largo plazo dice un estudio.

La investigación afirma que fármacos como Ritalin y Concerta, no funcionan mejor que una psicoterapia después de tres años de tratamiento.

Además, los científicos creen que el uso a largo plazo de estos fármacos podría atrofiar el crecimiento de los niños.

El estudio fue llevado a cabo por científicos en Estados Unidos quienes mantuvieron un registro del tratamiento de 600 niños desde la década de los años 90 en ese país.
Según los investigadores, los beneficios de estos medicamentos fueron "exagerados" en el pasado.

Según uno de los autores del estudio, el profesor William Pelham de la Universidad de Buffalo, "creo que hemos exagerado el impacto beneficioso de los medicamentos". "Creímos que los niños medicados durante más tiempo tendrían mejores resultados. Pero no ocurrió así", agrega.

"Los niños mostraron una disminución sustancial en su tasa de crecimiento, y no estaban desarrollándose igual que otros niños, tanto en términos de su altura como de su peso". "Y también vimos que no hubo efectos beneficiosos. Ninguno", afirma el autor.

Los médicos familiares en el Reino Unido recetaron medicinas para TDAH -como Ritalin y Concerta- a cerca de 55.000 niños el año pasado.

El Dr. Fred A. Baughman


El Dr. Fred A. Baughman Jr., es un neurólogo de adultos y niños que diariamente ha diagnosticado "enfermedades" (tumores cerebrales, esclerosis múltiple, etc.) y condiciones (emocionales, psiquiátricas) que "no son enfermedades", y ha descubierto y descrito enfermedades reales. En este libro, describe la diferencia entre la psiquiatría y psicología por una parte, y la neurología y todo el campo de la medicina orgánica por otra, y explica por qué el TDAH y todos los "desequilibrios químicos de la psiquiatría" no son enfermedades; sólo son un fraude. Al referirse a la psiquiatría afirma: "Hicieron una lista de los síntomas más comunes de desconcierto emocional que presentan los niños y en un gesto que no podía carecer más de una actitud científica o de motivación Hipocrática, los catalogaron como "enfermedades" o "desequilibrios químicos" que requerían "un equilibrante químico", es decir, una pastilla". En 1970, cuando la "hiperactividad" y el "daño cerebral mínimo" (precursores del TDAH) se presentaron por primera vez al Congreso de Estados Unidos como enfermedades mentales, sólo 150,000 niños eran víctimas de ellos. ¡En la actualidad, sus víctimas ascienden a 6 millones, y esto no se basa en la ciencia ni el la verdad, sino en la "gran mentira" según la cual constantemente se afirma que son enfermedades! El TDAH no es el único "desequilibrio químico". Se nos habla de trastornos de conducta, trastorno negativista desafiante, trastorno depresivo mayor. En el Manual Diagnóstico y Estadístico de trastornos psiquiátricos (DSM-IV-TR) de la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) aparece un total de 374 trastornos psiquiátricos y se dice que son "desequilibrios químicos" que necesitan "equilibradores químicos", ¡es decir pastillas! En las audiencias del Congreso de 2003, se dijo que la psiquiatría había clasificado al 17% de los niños del país, 8.8 millones, y les estaba administrando drogas. En la actualidad es el 20%, uno de cada cinco; ¡más de 10 millones! ¿Existe una forma más eficiente de sembrar las semillas de nuestra propia destrucción? Como si esto no fuera suficiente, la Comisión de Salud Mental, Nueva Libertad, del Presidente de Estados Unidos se ha empeñado en insistir que todos los niños de edad escolar se sometan a evaluaciones obligatorias sobre salud mental impuestas por el gobierno. Cuando se miente a las personas normales y se les dice que tienen una "enfermedad" con el propósito de convertirlas en "pacientes", se abroga su derecho de dar consentimiento estando informadas y ya no viven en una democracia. Cuando se les droga, como consecuencia de esa mentira, lo que tenemos no es un tratamiento, sino un envenenamiento. Este es el mayor fraude de la historia moderna en el campo del cuidado a la salud.requerían "un equilibrante químico", es decir, una pastilla".
Reseña cortesía de http://www.trafford.com/07-0759. El libro está disponible a través de esa página.