lunes, 20 de octubre de 2008

Madre Defiende a su Hijo

video

Presentamos el testimonio de Dilia, una madre que lleva a su hijo a un neurólogo de mucho prestigio en Puerto Rico, referido por la escuela del niño. Luego de practicársele una “pueba científica” al niño (EEG: inservible para diagnosticar un falsa enfermedad como ADHD), no presenta ninguna anomalía y sin embargo el prestigioso neurólogo se atreve a diagnosticar al niño con ADHD, por encargo de la maestra. Es una práctica funesta y antiética que un médico viole la confianza de una madre y se atreva a estamparle de manera desenfadada e irresponsable, una etiqueta psiquiátrica estigmatizante, con todas las implicaciones que esto conlleva. Así nos enteramos de cómo neurólogos y pediatras, que se supone que a diferencia de los psiquiatras, practican la medicina basada en pruebas objetivas que reflejan desórdenes biológicos, le imponen diagnósticos falsos a niños normales. Si la madre no hubiera estado informada, este médico hubiera convertido a este niño en un enfermo mental, por decreto de una maestra. De hecho, si la maestra diagnosticó al niño, se arriesga a ser acusada de practicar la medicina sin licencia.

La madre se prepara actualmente para darle tutorías a su hijo y en poco tiempo, su hijo va a poder manejar cualquier dificultad académica que pueda confrontar.

Queridos padres, si sus hijos no están avanzando en la escuela, no permitan que culpen al cerebro de su niño. No permitan esa injusticia mezquina contra su niño, cuando el problema radica en el universo de los adultos que son responsables del progreso del niño. Si algo andara mal con el cerebro de su niño, habría evidencia objetiva de una lesión o alguna anomalía orgánica. No te dejes intimidar por la fuerza de cara que tiene un psiquiatra, a la hora de diagnosticar, muchas veces en minutos, con una enfermedad fraudulenta a tu hijo. No te dejes intimidar por sus credenciales de "doctor" ni su vocabulario complejo. Si no hay prueba no hay enfermedad. PUNTO. Su hijo, por más difícil que sea de criar o de que progrese en la escuela, nunca ha tenido ni tendrá ADHD, una enfermedad fabricada y que constituye una de las violaciones más deplorables contra la humanidad, contra los futuros líderes de nuestros países: nuestros niños.

PROTEGE DE SEMEJANTE MALDAD, MUY LUCTRATIVA PARA UNOS POCOS LUNATICOS CON LICENCIA PARA ARRUINAR MEDIANTE ETIQUETAS Y VENENOS MAL LLAMADOS MEDICAMENTOS. TUS HIJOS DEPENDEN DE TI. LAS GENERACIONES FUTURAS VAN A SER UN REFLEJO DE LO QUE HICIMOS O NO HICIMOS POR ELLOS.